Ayuno intermitente, ¿Te puede ayudar en tu dieta?

El ayuno forma parte de nuestra historia desde nuestros antepasados y actualmente vuelve a estar de moda.

Ayunar es elegir de manera voluntaria la ingesta de comida por diferentes motivos como pueden ser religiosos, de salud o de cualquier otro tipo, en personas que por su peso tengan la suficiente grasa para vivir de ella.

En el ayuno podemos acceder a los alimentos, pero decidimos no comerlos. El ayuno puede ser de diferente duración, desde horas o días y con ayuda y supervisión  médica incluso semanas. El ayuno se puede comenzar en cualquier momento, al igual que puedes dejarlo cuando desees. 

No tiene una duración tipo, ya que solo debemos de no comer. Por ejemplo, se  puede ayunar entre la cena y el desayuno del día siguiente, un intervalo de unas 12-14 horas. Así, el ayuno lo podemos considerar parte de la vida cotidiana.

Es quizá la intervención más antigua y más poderosa que se pueda imaginar.

Desmontando la palabra “desayuno”. Se compone del prefijo latino -des, que significa acción inversa o “salida de” y el verbo “ayunar”, que significa abstenerse de comer; algo que llevamos a cabo en nuestro día a día. Así se confirma que debería de ser algo que debería de ser cotidiano en nuestra vida rutinaria en vez de verlo como un castigo y algo poco corriente.

 El ayuno es probablemente el ¨tratamiento¨ más antiguo y efectivo del que podemos disponer. Sin embargo, ha caído en el olvido su efectividad e ignorado sus posibilidades terapéuticas.

Aprendiendo a ayunar de manera sana y correcta tenemos la opción de tener una magnifica herramienta terapéutica. 

¿Como funciona?

Explicado de una manera sencilla ayunar permite al cuerpo utilizar la energía almacenada y, entre otras cosas lo hace quemando el exceso de grasa corporal.

Tenemos que saber que esto es normal y que el ser humano ha evolucionado para ayunar y no tener consecuencias para nuestra salud. Si se ayuna, el cuerpo “comerá” de su propia grasa para conseguir energía.

Si se come de forma continuada, el cuerpo obtendrá la energía de la comida y no quemará la grasa corporal, solo la almacenará y la guardara para cuando no haya nada que comer.

Ventajas del ayuno intermitente.

La consecuencia más evidente del ayuno es la disminución del peso. Ademas, existen mas beneficios. 

Desde la antigüedad la gente pensaba que no comiendo limpiaría de toxinas los sistemas del cuerpo y hasta podría rejuvenecer. Y de cierta manera tenían más razón de la que pensaban.

Algunos de los beneficios físicos conocidos del ayuno podrían ser:

• Disminución del peso y grasa corporal

• Aumento de la quema de grasa

• Disminuye niveles de insulina y azucar en sangre

• Posible de la mejora de la lucidez y de la concentración 

• Posible aumento de energía

• Posible aumento de la hormona de crecimiento, al menos a corto plazo

• Posible disminución del colesterol en sangre

• Posible prevención de enfermedad de Alzheimer 

• Posible alargamiento de la vida

• Posible activación de la limpieza celular al estimular la autofagia

• Posible reducción de la inflamación

De esta manera, ayunar nos ofrece muchas ventajas que no pueden ofrecernos las dietas actuales.

Al contrario de las otras dietas que dificultan la vida, el ayuno la simplifica; las dietas actuales son caras, el ayuno nos sale gratis; las dietas te quitan tiempo, el ayuno lo ahorra; las dietas tienen muchas limitaciones, el ayuno puede hacerse en cualquier sitio. En definitiva, el ayuno es una herramienta que puede ser muy poderoso para disminuir la insulina y el peso corporal.

Deja un comentario